Enviar un artículo Enviar un artículo


¿Cómo un Niño Ve la Violencia en Colombia?

no picture Estudiante
Valentina Londoño Urrea
Se registró el día 10 de agosto de 2017
  • 1 Artículo

(Tomado de : http://www.eldiario.com.co/seccion/RISARALDA/ni-os-representan-el-32-de-las-v-ctimas-por-la-guerra-1302.html)

(Tomado de : http://www.eldiario.com.co/seccion/RISARALDA/ni-os-representan-el-32-de-las-v-ctimas-por-la-guerra-1302.html)

No es una pregunta frecuente que nos hagamos en el día a día. Por lo general cuando nos hablan de “guerra” o “violencia” nos remitimos directamente a la imagen de un soldado con su arma en un campo de batalla, o a una experiencia personal. Pero ¿cómo reacciona un niño ante esta situación?

Colombia ha pasado por más de 50 años de conflicto no solo lo que se conoce como las guerrillas, sino también en los barrios con bandas delincuenciales, carteles de drogas, entre otros. Esto ha sido desgarrador para las familias que lo sufren. Sin embargo, en los últimos tiempos se ha disminuido notablemente dicha problemática, pero hay algo que siempre estará intacto y son las memorias de la infancia.

Los niños, además de las consecuencias psicológicas que sufren al ver, escuchar, y hasta presenciar los diferentes sucesos que podrían significan para ellos algo fuera de lo normal. Dado esto, en un futuro quizás pueden dejarlo como una mala experiencia, meramente un recuerdo, o si bien desarrollar el trauma en una afición, como lo es el gusto por las armas y lo bélico. He tenido acercamiento con personas las cuales luego de vivir acostumbrados a un entorno de guerra en las zonas más afectadas como lo son los pueblos, luego se comienzan a encaminar por un gusto fuera de lo correcto en todo sentido: “papá, mamá, quiero ir a la guerrilla” o “papá, mamá, estoy en una banda delincuencial” (independientemente de cuál grupo sea).

Afortunadamente no todas las historias son así. Hoy en día en Colombia hay jóvenes que trabajan día a día por la construcción de un entorno de paz, desde sus casas, trabajos, escuelas, barrios o pueblos. Son símbolo de la movilización pacífica y acercamiento con el otro sin importar nada. Como ejemplo está la Fundación Mi Sangre, con Jóvenes constructores de paz, un grupo de jóvenes de distintas regiones de Colombia que a partir de sus conocimientos y poder transformador, contribuyen activamente a la construcción de una cultura de paz.

Gracias al poder que tenemos los jóvenes, no solo en Colombia, sino en todo el mundo, es que hoy en día podemos decir que tenemos un vínculo y un sentido de pertenencia por el entorno y las situaciones que nos rodean. De ahí surge la innovación y las ideas que dan solución a pequeñas o grandes problemáticas desde nuestros jóvenes que nos animamos día a día a cambiar, impactar y ser la solución.

Por encima de cualquier opinión o ideología siempre debe primar la seguridad de la niñez, que siempre he creído que es indispensable para forjar un futuro positivo en cualquier entorno, situación y lugar; esto lo ampliaré con un par de historias en los siguientes dos artículos.

Por último te invito a que no solo te dejes guiar, sino que también seas guía y referente para muchos niños en condiciones difíciles. Quizás tú puedas ser en un niño o joven, esa delgada línea entre una persona de mal y una persona de bien.





comments powered by Disqus